Category Archives: Cerveza

Cerveceros artesanales Norteamericanos. Dignidad, trabajo y honradez

Recientemete comenté algo por aquí afirmando que las cervezas Norteamericanas eran (para mí) las mejores del mundo. Dicha afirmación fue ataca con un “no tienes ni idea” por alguien con bastante poca educación (y un claro fanboyismo hacia los productos Belgas) argumentanto que las cervezas norteamericanas eran todas iguales y que sólo se diferenciaban en el amargor, comentario “experto” a todas luces…

Lo que sí que es verdad y no negaré es que el panorama de la cerveza norteamericana degeneró mucho duante los últimos tiempos, siendo éste monopolizado por una serie de fabricas para las que no importaba tanto la calidad del producto como la cantidad fabricada de éste y sobretodo el beneficio económico que dé.

Por suerte esto ha ido cambiando durante estos últimos años, desencadenando en una auténtica legión de cerveceros artesanales que están produciendo unas cervezas buenísimas. Una revolución en toda regla contra el sistema establecido.

En este video hablan un poco de este movimiento:

Aquí también nos estamos dejando contagiar por esta revolución: Tanto Masia dels Agullons como Ca l’Arenys (Guineu) están fabricando excelentes productos artesanales en Catalunya y los fabrican comercialmente… pero no son los únicos, están comenzando a surgir pequeñas microcerveras con productos excelentes, buenos o malos (que de todo tiene que haber)… algunos incluso fabricando en el garaje de su casa.

Y tú, te atreves a probar?

Resumen de mi viaje a Bélgica

¿Quién dijo que los viajes se planteaban con meses de antelación?

Este año, sin quererlo ni beberlo, me vi inmerso en una trepidante aventura de re-descubrimiento del mejor país del mundo. Era 10 de Agosto y aún ni lo tenía en mente… pero las tornas se giraron y con pocos días de antelación me encontré con que me iba de viaje a Bélgica.

Mucho se podría decir de lo vivido, pero creo que lo mejor sería resumirlo en pequeñas fotos:

¡Cerveza y queso! Y qué sitio mejor que el Café Delirium de Bruselas para hacer acopio de tales bienes. El Delirium Café es un antro bruseliense conocido por contar con una amplia variedad de cervezas… De hecho dicen que es el Bar con más cervezas del mundo, cosa que en cierta medida puede ser cierta ya que cuentan con una carta con 2004 cervezas distintas.

Sin embargo la primera cerveza que pedí (una Westvleteren) no la tenían…

El local tienen 3 plantas. La planta baja es la famosa de las 2004 cervezas. La segunda está especialidada en cerveza de tirador (todo barril, nada de botellas)… impresionante ver tanto grifo junto…

En la tercera planta hay un invento nuevo. Se trata de The Hoppy Loft, un traquilo local dedicado a las buenas cervezas norteamericanas y del que me quedé prendado. Porque amigos míos.. la mejor cerveza no es la Belga… Es la norteamericana!!!

Pero no sólo de cerveza vive el hombre (bueno, sí que se podría… si no que se lo pregunten a los monjes trapenses en épocas de ayuno), no. La comida es excelente. Mirad este plato de carne de buey que me sirvieron en un café… sí, un café, esos sitios que en España te sirven como mucho un bocatajamón.

La carne estaba más tierna que el trozo de mantequilla que hacía de guarnición junto a la ensalada. Y de las patatas mejor ni hablemos…

Más tarde fuimos a Amberes (Antwerpen para los amigos).

En Amberes quedé con unos amigos, Sven y Koen, que nos llevaron a un sitio llamado Het Duvels Genot donde cenamos a eso de las 7 de la tarde. Si alguien en Amberes lee esto le recomiendo encarecidamente una visita.

Allí cenamos una cosa llamada Stoofvlees bereid met Maredsous 8 que resultó ser una especie de estodado de buey con cerveza acompañado de patatas fritas y enlasada. Rico rico.

Aquí una foto de Sven y Koen

Luego visitilla por la ciudad con parada en este monumento al que Koen dio gran importancia (seguramente debido al helado que sujetaba el tipo con la mano).

Si algún belga aterriza por aquí que me aclare una duda que me corroe, por favor… De qué sabor era el helado?????

Y también visita a un tunel subterráneo de 500 metros del que no hice foto y cerveza final con Koen antes de despedirnos.

¿Cerveza? No, tomó el equivalente a los zumos granini de allí: Looza. Y bien que se lo restregué por la cara (Koen, you’re a Looza :P).

Pues nada. Ya sabéis que hice este Agosto. Y vosotros qué habéis hecho?

Cómo coger bien una copa de kwak

Parece ser que buena cerveza e ignorancia humana son dos términos íntimamente relacionados. os voy a explicar un ejemplo que quizá algunos conozcáis y quizá otros no.

Existe en Bégica una cerveza llamada Kwak que más que por el sabor de la misma destaca por la copa en la que se sirve:

Seguro que tras ver esta copa más de uno pensará en cogerla por el mango de madera para tomarse un buen trago, verdad?

!Pues no! ¡Mal, muy mal! Os voy a explicar el porqué.

Resulta a principios del siglo XIX Napoleón dictó una ley en la que se prohibía a los carretilleros bajar del carro durante las paradas en posadas y bares.

Pauwel Kwak, el dueño de uno de esos bares pensó en una curiosa idea para hacer que los carretilleros no se quedaran sin beber. La idea consistía en hacer que el carro tuviera un gancho de sujección de madera donde se engancharía una copa especial con el cuello más estrecho. De esa manera el carretillero podría beber sin moverse de su sitio y, más importante, sin perder ni una sola gota de cerveza.

Ahora imaginaros al carretillero… verdad que no cogía el carro a pulso para beber? No, no lo hacía. Cogía la copa con la mano, tal y como hace la chica de esta foto.

Así que ya sabes. Si un día vas a un bar y te pides una Kwak… haz el favor de cogerla bien… porque estoy harto de ver cómo absolutamente nadie es capaz de cogerla de la manera adecuada… o es que tienes suficiente fuerza como para levantar un carro con los caballos y todo? Si tienes suficiente fuerza para aguantar un coche de caballos  ¿Para qué quieres caballos? ¿Para qué quieres cerveza? ¿Eres Hulk? Pues eso.

Temas logisticos aparte voy a hablar un poco más de esta cerveza.

Esta cerveza es actualmente fabricada por la cervecera Brouwerij Bosteels. En Boostels cuando oyeron la historia de Kwak y el carro no resistieron la tentación de recrear la historia con fines comerciales. Yo no vivía en el siglo XIX, pero me juego lo que queráis a que la receta original no tenía nada que ver con lo que nos estaban vendiendo ahora.

¿Y qué nos venden ahora? Pues una cerveza de doble fermentación con 8 grados de alcohol. Se caracteriza por ser dulce, demasiado dulce.

El primer trago entra bien, porque cualquier cerveza fría entra bien… pero cuando vas por media copa, cuando la cerveza comienza a no estar tan fría, uno descubre su autentico carácter: empalagosa.

Sí, empalagosa, y no sólo eso… sienta mal y da dolor de cabeza al día siguiente. Por lo que a mí respecta he de decir que es como el botellón que sirven en muchos locales.

Y sí, sé que si leéis algún post mío de hace 7 ú 8 años (porque ya llevamos 9 en línea) igual digo lo contrario… pero es que en ese tiempo he tenido tiempo de descubrir cervezas excepcionales. De distinguir cuándo tomas una cerveza hecha con lo que debe de estar hecha y cuándo te estás tomando un brebaje químico industrial como el de esta Kwak y el 99% de las cervezas fabricadas en este país.

He dicho

Cuarto Aniversario del 4 Pedres

El 4 Pedres es un local que podéis encontrar en el Carrer Lleó 33 de Badalona. Lejos de ser un Bar típico, el 4 Pedres se caracteriza por la hiperespecialización en cerveza, siendo de largo el mejor local de Badalona del ramo y no sólo eso… de los pocos de este diantre de ciudad donde aún se da tapa gratuita con cada consumición.

Ayer Domingo el 4 Pedres celebró su cuarto aniversario de existencia con una fiesta en al que todo el respetable pudo disfrutar de media pinta de cerveza, algo de picar y un concierto de música irlandesa. Todo ello gratis.

Si piensas que Badalona es una ciudad en la que no hay nada, estás muy equivocado.

Por cierto. El video fue capturado con uin iPhone 2G, aparato que según apple no es capaz de tales cosas…

Cervezas Lámbicas, producto en peligro de extinción

¿Recordáis cuando hace algunos meses hablé de una cerveza llamada Lou Pepe? Dicha cerveza pertenece a la familia de las “Lambic” la probé en un establecimiento llamado “La Cerveteca” que podéis encontrar en el Carrer Gignàs de Barcelona.

Pues bien, hace escasos días me enteré de que La Cerveteca recibió un gran surtido de cerveza Lambic de la casa Cantillon de muchas variedades, tanto en botella como en Barril! Tocando variedades que ya tenían (como Lou Pepe..) y ampliando la gama a otros productos de la marca como Rosé de Gambrinus (ojo con la etiqueta que no tiene desperdicio) o Foufoune (que en francés significa una cosa que no diré aquí :P)

cantillon_rose

Mucho podría hablar sobre las cervezas de Lambic, pero creo que lo mejor que puedo hacer sería reproducir la explicación dada por Guillem Laporta, Soumier de la Cerveteca, en el mail que semanalmente envía a todos los clientes:

 

“Cantillon-fermentación espontánea-familia en extinción”

¿Sabías que existen 3 familias cerveceras? ¿y que dependen del tipo de levadura con que se fermente el mosto? ¿Y que una de ellas está en peligro de extinción?

Bueno después de tantas preguntas unas cuantas respuestas.

Las cervezas bock, pilsen, Stout, weizen, blanche, etc son estilos que a su vez pertenecen a los tres grandes grupos (familias) en los que se clasifican las familias cerveceras.
Estos grandes grupos son alta Fermentación (Ale)Baja fermentación (Lager) y Fermentación espontánea (Lámbic).
Esta clasificación se basa en el tipo de levadura que es inoculada para la elaboración de la cerveza y que además se asocia a unos rangos de temperatura y tiempos de maduración. Pero podríamos decir que el rasgo diferenciador y determinante es la levadura.

Así, la alta fermentación, se elabora con levadura Saccharomices cerevisiae la baja fermentación con Saccharomices uvarum y la fermentación espontánea se elabora dejando que el mosto se contamine positivamente, de manera natural de las levaduras (tantoSaccharomices cerevisiae como levaduras salvajes) que pululan  por el aire. Esto, inevitablemente, conlleva  que también participen  otros microorganismos de la fermentación como bacterias lácticas y acéticas.

Lógicamente, la primera familia  en la historia de la cerveza es la de fermentación de espontánea. Pero también es la que primero podría desaparecer.
Hoy en día solo en Bélgica se produce, de manera comercial, este tipo de cerveza  y además solo 3 fábricas elaboran este estilo de una manera más o menos tradicional. Drie Fontein, Girardin y Cantillon. Todas ellas están en  la zona  de Bruselas llamada Lambeek y es por esto que comúnmente  se las apoda como lámbic.

A nivel de cata podemos destacar su  acidez  debido a las bacterias ya comentadas, y la ausencia de amargor (los lúpulos se envejecen expresamente a fin de evitar su característico amargor). De aspecto se asemeja más al jerez, la sidra o el vino blanco y aunque por lo general son rudas se complementan asombrosamente con los quesos, embutidos y platos grasos en general. De hecho parece capaz de maridar

Este més, que lo dedicamos a las cervezas lámbicas, os ofrecemos la oportunidad (en España) de probar prácticamente toda la gama de la que dispone esta fábrica museo.

¿A que pica el gusanillo? 🙂

Lou Pepe. La complejidad hecha cerveza.

Cantillon Lou Pepe Kriek 2004.jpg
Ayer estuve en la cerveteca con Faemino y descubrimos una cerveza que se sale de todos los esquemas.

Y se sale de los esquemas porque nadie diría que esto es cerveza. Así que si eres de los que dicen es que a mí no me gusta la cerveza, despréndete de prejuicios, porque esto es una historia muy distinta.

Se trata de la Cantillon Lou Pepe de Frambuesas, cosecha del 2005. Una cerveza que a pesar de llevar frambuesas ni sabe a frambuesas ni es dulce ni nada de eso. Y no, tampoco es una cerveza fácil. Su sabor es muy complejo, es como una cebolla con distintas capas, cada una con un sabor y texturas diferentes… que tal y como indica sabiamente el encargado del local vendría a equivaler en el mundo de las cervezas a lo que sería el queso de cabrales.

La Cantillon Lou Pepe, cuando se sirve en la copa manifiesta un color rojizo turbio y un poco de espuma que desaparece a los 20 segundos manifestando todos los aromas de esta magnífica cerveza. Una vez la tomas notas un intenso sabor ácido acompañado de un delicioso olor. Dicha acidez irá desapareciendo trago a trago descubriendo nuevos aromas al paladar. ¡Quizá por ello ésta cerveza se vende en botellas de 75cl!

Pero vayamos un poco a la procedencia de esta curiosa bebida.

La Cantillon Lou Pepe es una cerveza creada artesanalmente, de las que se consideran “biológicas”. Forma parte de las cervezas de tipo Lambic o la Gueuze, una de sus variantes. Se fabrica en las cercanías de Bruselas, factor muy importante éste ya que al no añadirse levadura, ésta fermenta con microorganismos existentes en el aire… en el aire de Bruselas.

Pero pasemos a centrarnos en la Lou Pepe, ya que se desvía un poco de lo que es la cerveza de Gueuze tradicional.

La Lou Pepe se fabrica a partir de cerveza de Lambic de dos años, de sabor suave. Esta cerveza procede de viejos barriles en los que antes sólo se había almacenado vino de Burdeos. A dicha cerveza se le añaden frambuesas o cerezas.

En la típica cerveza Gueuze la segunda fermentación tiene lugar gracias al añadido de lambic joven… pero en la Lou Pepe esto no se hace así. En la Lou Pepe la segunda fermentación se obtiene gracias al añadido de licor dulce. Dicho licor hace que el aroma de las frutas añadidas sea más intenso, aún más si tenemos en cuenta que la Lou Pepe lleva 300 gramos de fruta para cada litro de cerveza!!

La mezcla entre los aromas de la fruta, mezclados con los aromas procedentes de los barriles de Burdeos consiguen un resultado de lo más descnocertante, sorprendente y… especial.

Y tú. ¿Te animas? Esta cerveza no tiene punto medio. La odiarás o la amarás… Es cerveza, pero no tiene nada que ver con lo que nos venden en los bares. De hecho no tiene nada que ver ni con las típicas cervezas de importación. Es otra historia, mucho más cercana a la cata de un vino de alto copete.

Y para acabar, una única recomendación… o advertencia… es adictiva.

Cantillon… porque yo lo valgo

306339199_ea6b678034.jpg

Cantillon: http://www.cantillon.be