Category Archives: Blogocosa

Dos mejor que uno

Cada weblog tiene una historia, un “algo” que hizo a su autor comenzar a escribir sandeces que sólo a él le interesan con la esperanza que en el futuro le resulten de utilidad a un alma gemela.

Y en esas me vi yo no hace mucho… El otro día me dijeron “A que no hay huevos a hacer un weblog sobre cerveza”… pues hubieron huevos.

Les presento mi weblog sobre cervezas: http://www.muchosibus.es

Un saludo.

PD: Hace una semana este weblog cumplió 11 años

10º aniversario de marianitu.com

Pues sí. El 6 de junio del 2001 escribí la primera entrada en este weblog.

Diez años han pasado desde entonces, años en los que he coincido con mucha gente, fantástica en su mayoría… y también algún que otro cabroncete.…

También se han generado grandes debates aquí dentro. Yo siempre he defendido que lo realmente importante de un weblog, lo que de verdad lo enriquece, son los comentarios, y a pesar de que ahora tenga muchos menos sigo pensando lo mismo.

Decir que no todos los comentarios fueron siempre realmente constructivos. Han habido auténticas trifulcas aquí dentro, algunas llegando a extremos excesivos, inclusive peligrosos. Nunca olvidaré aquel día en que una de esas trifulcas acabó con esta web destrozada por la acción de alguien con bastantes malas intenciones, acción que nunca quise relacionar con los hechos del momento (soy así de pardillo…). Tampoco olvidaré cuando ciertas personas de aquella trifulca me acusaron de simular dicho ataque… supongo que también simulé las broncas con mi proveedor de Hosting, la migración a otro proveedor también fue simulada, así como el mucho tiempo y dinero que perdí con la migración.

En fin, gente necia la hay hasta en Internet, por lo visto… los conocerás porque tiran la piedra, esconden la mano y luego pretenden echarte la culpa a la vez que proclaman su inocencia.

Pero volvamos al tema, no sin antes hacer una pausa imaginaria (por la imagen) donde podéis ver cómo pintaba esta web pocos meses después de su inauguración:

 

Se trataba de una página con aspecto “cutreaqua”. Siempre tenía la costumbre de poner el logotipo de mi sistema operativo arriba a la derecha y una fotografía de mi ordenador abajo a la izquierda. Y de esa manera fueron rotando a lo largo del tiempo varios modelos de ordenador en función de lo que tuviera encima del escritorio… el Powermac 7600, el Powermac G4 Graphite, el G4 Cube… hasta que me cansé.

En estos 10 años han cambiado muchas cosas además del diseño (que ahora no cuido nada, total… me leéis por RSS). Por culpa de Maelmori comencé formando parte como espontáneo de un grupo selecto de “revolucionarios” que con nuestras webs hablábamos diariamente de lo que se cocía en nuestro entorno. En mi caso, al trabajar por aquel entonces de técnico en una tienda de informática, hablaba de las situaciones que me encontraba con las máquinas de los clientes y su contraste con el mundo Mac, que era lo que tocaba en casa.

El panorama bloguero español era bastante distint a lo que hay ahora. Éramos 15 ó 20 webs agrupadas dentro de Bitacoras.net (sí, .net), cuyos responsables nos leíamos los unos a los otros y teníamos una relación de igual a igual, aunque no exenta de polémicas que estuvieron a punto de acabar con la carrera de más de uno.

La Blogosfera actual carece sin embargo de las ventajas que en su día vi en los Weblogs: Frescura y espontaneidad.

Estamos en una época en la que los Weblogs (y los Blogueros) vivimos clasificados en “castas”, donde unos son figuras intocables y otros (la mayoría) mindundis cuya voz importa poco aunque escriban la mayor de las genialidades. En la época del niñato gafapasta que se cree superior a tí sólo por escribir a euro el post en algún weblog de relevancia. En una blogosfera que escribe para los robots de Google en lugar de para las PERSONAS que visitan la web. Que ya no busca despertar la emoción a través de un post sino la mayor cantidad de visitas y dinero. Una Blogosfera en la que una voz “influyente” tiene más importancia (a pesar de no tener a veces ni idea de lo que habla) que la de un experto anónimo.

Yo por mi parte evito todo eso y escribo aquí de vez en cuando sobre lo que me da la gana, como solía y ahora medio-suelo.

Ahora sí que es la hora de celebrarlo… ¿no? ¿Cómo lo hacemos? Se aceptan propuestas 🙂

Donde dije digo digo diego

Uno rapidito 🙂

Hace un par de años dije que el intentar buscar un sentido a eso de los weblogs carecía de eso, de sentido… Máxime si pensamos que esto de las bitácoras fue un movimiento que surgió espontáneamente… con una espontaneidad de la que por cierto hoy día no queda ni rastro.

Mi escepticismo en este aspecto me hace evitar eventos y saraos blogeros (vale, he ido a alguno, pero me los pierdo casi todos) o provoca que directamente “desaparezca”. Dichas desapariciones hacen que por una parte no sea ni mucho menos tan conocido como lo era en el 2001 (eso casi que es mejor) y por otra que haya perdido bastante contacto con otros blogeros a los que apreciaba y sigo apreciando (eso me duele bastante más…).

Pues bien, mañana haremos una excepción. Por un vez, y sin que sirva de precedente, iré al Evento Blog. No me interesan demasiado las charlas ya que yo prefiero antes lo que diga un conjunto que un tío en un escenario, pero lo que sí que me interesa es la desvirtualización… y a eso me dedicaré, a desvirtualizar como un loco.

Así que si a alguien le interesa desvirtualizarme, que sepa que a partir de mañana estaré en Sevilla y que seré  localizable vía mail (bendito y maldito PushMail) a través de la dirección que podéis ver en esta web.

Encuentro de Bloggers Badalonenses

Hola, buenas. ¿Qué tal? ¿Qué de tiempo, no? Bueno, nada, al lío…

Supongo que sabréis que soy de Badalona,  ciudad de ascendencia romana (Baetulo) y con 215.000 habitantes… Vamos, que es la tercera ciudad más grande de Catalunya, más que Tarragona, más que Lleida, más que Girona, más que el Hospi? No, que esa es la segunda… más que Salamanca!

Además Serrat le dedicó una canción, cosa que si no me equivoco no hizo ni con su barrio de toda la vida (corregidme si me equivoco). Casi ná.

Sin embargo parece como si en Badalona nunca pasara nada… y para colmo no sale en el Monopoly (anque eso se puede arreglar)… pues nos equivocamos, sí que pasan cosas, y concretamente hoy pasará una:

El presente 14 de Marzo tendrá lugar por segunda vez un encuentro de Webloggers Badalonenses. Perpetrado Coordinado por Carlos Casado y Oriol Lladó dicho encuentro ha nacido a través del grupo Blocaires Badalonins de Facebook. Esperemos que sea la refinitiva y que esta vez si que tenga continuidad!

¡Ayudemos a que Hierbabuena pueda terminar su mantita!

Oye ¿tienes un euro?

¡Eso! Estaría muy bien que todo el mundo donara un euro para que May (@Hierbabuena) pudiera terminar su mantita de yaya hecha a punto.

3043581889_5e45e0fc78.jpg

Si quieres que May termine su mantita y no te preocupa la crisis en exceso, sé buena persona, y dale un euro para que podamos dormir muy agustito estas frías noches de Invierno!

Más información aquí: http://uneuroparamay.jottit.com/

Curiosa manera de celebrar el séptimo aniversario

Normalmente la gente celebra el séptimo aniversario de la creación de su weblog con un post… hay quien lo celebra con un café

Son cosas o menos vistas, pero lo que no había visto es a alguien celebrándolo con una tipografía de regalo como ha hecho hoy Isopixel.

Yo por lo pronto la he estrenado en el logo de esta web. Me ha quedado mal, pero menos da una piedra… y menos en los 5 minutos que me ha costado hacerlo y subirlo.

Buenos Lunes a todos y felicidades a los aludidos.

Los weblogs son egoísmo, vampirismo y un coñazo

Otro post endogámicoblogocosero (y van…) que puedo prometer y prometo que no leeré, básicamente porque ya lo leí en su día.

En tiempos la interacción en el Internete consistía en las llamadas listas de correo, un recurso mediante el cual comunidades de ideas similares se intercomunicaban y coordinaban sus actividades.

Con el tiempo la cosa fue evolucionando y vinieron los weblogs, webs en las que cualquier hijo de buen vecino podía escribir lo que pensaba libremente. Y es ahí donde la vieja guardia de Internet vieron con malos ojos y celosía lo que acababa de surgir.

Un buen ejemplo de esto es lo que me llegó a través de una lista de correo a la que estaba suscrito y que decía lo siguiente:

>Bueno, lo cortes no quita lo valiente. Digo yo que el hecho de escribir
>en un weblog no quita de que vierta sus opiniones aquí frescas y sobre
>la marcha.

Por desgracia no ocurre así. Todos los blogeros que conozco y que antes participaban más o menos activamente en las listas de correo, en el momento en que empezaron con los blogs, bajaron el ritmo de participación (en el mejor de los casos) o no se les ha vuelto a ver el pelo (en el peor).

Lo que más me jode son algunos casos puntuales de gente que sigue en listas y que, antes del blog, si un tema les hacía pensar, mandaban su mensaje a la lista y lo veía y debatía todo el mundo. Ahora dicen “hostia, que buena idea para una entrada en el blog”, lo desarrollan en privado y se lo leen sólo los visitantes habituales.

Y me jode. Me jode porque es vampirismo (si te dan una idea, te llevas la inspiración para tu uso exclusivo en vez de devolver algo a o a las personas que te dieron la idea). Me jode porque es egoismo (si se te ocurre algo majo por tu cuenta, lo cuelgas en un sitio donde la gente está obligada a ir en principio para leerte _a ti_, no en un foro abierto donde _todos_ pueden empezar temas y ser leidos [ojo al dato sutil: hay blogs donde los lectores pueden opinar… pero siempre es única y exclusivamente sobre lo que dicte una sola persona; cosa que me parece muy bien, cada uno en su casa hace lo que quiere, pero eso es un púlpito privado, no una conversación entre pares]). Me jode porque es un coñazo (te apuntas a una docena de listas, dices una vez “baja el correo” y lees tranquilamente en tu ordenador _las opiniones de todo el mundo_; con el blog tienes que tener una lista de favoritos de un km y a cada conexión ves lo de una sola
persona); coñazo que a veces es caro (baja 12 mensajes y cuelga el teléfono; carga 12 páginas y pasa media hora conectado para leerlas todas; compara la factura si no tienes tarifa plana). Me jode porque sé que me estoy perdiendo cosas interesantes que antes llegaban a mi buzón, pero no puedo pasarme el día navegando por blogs para buscarlas. Me jode porque pierdo el contacto cotidiano. Me jode porque no es lo mismo “nos vemos en el bar con la peña” que “ven a verme a mi casa y solo”. Me jode.

O sea que ni pa dios voy a tragar con lo de “la lesistencia es futil, hazte blog”.

Al final lo del Grupo de Resistencia Anti Blog va a tener que ir en serio,
ya vereis…

El mail es del año 2004 y la autoría y procedencia no la diré porque no se trata de un ataque personal sino de la exposición de un modo de ver las cosas que probablemente haya cambiado.

Aunque disiento en gran parte con el contenido de ese mail (jodó, en el 2004 ya habían lectores de RSS!!) entiendo bastante bien el sentimiento expresando en él.

Otra cosa es que gran parte de la gente que opinaba así acabó poniéndose un weblog, y que muchas de las listas de correo y foros que acabaron muriendo no fue por los weblogs sino por “otras causas internas” que las hicieron morir o convertirse en fósiles… Porque muchas veces se habla de los weblogs como grupúsculos cerrados de cuatro iluminados, pero es que en ocasiones las listas de correo eran más o menos lo mismo si no peor…

Quede aquí el texto blockquoteado para el análisis y/o crítica de cada uno.

¿Las 10 mentiras de los weblogs?

A través de un twitt de Antonio Delgado descubro un post llamado Las Diez Mentiras de los Blogs de estos endogámicos que tanto odio. Hoy voy a hacer una excepción y escribiré un post endogámico que prometo no leer.

Veamos qué dice el mencionado post:

1. Los bloggers escriben de lo que saben

Efectivamente es mentira. Muchas veces he escrito sobre cosas de las que, efectivamente, no tengo ni idea. Los comentaristas han tenido a bien corregirme y yo he aceptado la crítica de buen gusto. Nadie nace aprendido y yo no soy una excepción, y no hay por qué avergonzarse de ello.

Entre las muchas razones por las que me he desuscrito de algún weblog está el que su autor no sea capaz de reconocer un error. Sin embargo nunca me he desuscrito de una web porque su autor se haya equivocado.

Lo que no entiendo es cómo puede alguien hablar sobre algo de lo que no tiene ni idea y encima ser un referente en “ese algo”… porque eso por desgracia sucede.

2. WP es un buen sistema de publicación

WP? Sí, fue bueno hasta que sacaron la versión 6.0 para MSDOS con el WYSIWYG y metieron la pata. Personalmente disfruté mucho con la versión 5.1, aunque requería disco duro y eso podía incomodar en ocasiones… Ah, no, que hablan de CMS’s para weblogs, qué moernos.

Mentira. Esto es como aquel chiste que decía “Oye, ¿vienes al Bar a ver el partido del Siglo?; No, ya veré el partido del siglo del mes que viene”. Hace unos años la gente “flipaba en colores” con Greymatter, si no lo usabas nomolabas. Más tarde sucedió lo mismo con Movable Type, y ahora parece que sucede lo mismo con WordPress.

WordPress no está mal, pero a veces me saca de mis casillas (justo lo mismo que Movable Type o Greymatter), no es un buen sistema de publicación, porque de serlo no publicaría a través de herramientas externas como MarsEdit.

Y sinceramente, a veces echo mucho de menos la época en la que no tená sistema de publicación y escribía mis posts directamente con un editor de texto. Nunca tuve dolores de cabeza escribiendo así.

3. Todo el mundo tiene algo interesante que contar

Pues eso es ciertísimo. El Weblogging es como el Golf: Un deporte en el que un maestro puede hacer un golpe de principiante y… un principiante puede hacer un golpe de maestro.

Lo que pasa es que esos golpes de maestro quedan camuflados entre un montón de ruido blogosférico de mala calidad, muchas veces procedente de weblogs de renombre.

4. Lo mejor de un blog son sus comentarios

Cierto la mayoría de veces. Al Punto 1 de este post me remito.

5. Me he desuscrito de los Microsiervos

Cierto. Ante lo mucho que se hablaba de Microsiervos me suscribí para después desuscribirme a la semana o así. Creo que en el último año habré visitado esa web dos veces. No puedo aplicar lo de “un millón de moscas no pueden estar equivocadas” con una web que a mí nunca me ha llamado la atención.

6. Escribo para mí mismo

Mentira. De lo contrario las cutrenotas que escribo no serían públicas, lo tendría todo apuntado en una Moleskine de esas ultrapijas que haría quemar junto a mis cenizas el día de mi muerte pero a pesar de ello…

cierto, me trae sin cuidado quién lea esto y lo que piense.

7. Los medios están muertos

Vaya, ahora me entero de que lo que leí mientras estaba comiéndome el bocatatortilladequeso en el Bar está muerto. Mentira.

Quizá habría que matizarlo con esto: “Tengo un weblog comercial y quisiera que los medios estén muertos para quedarme el pastel para mí solo”. Aunque claro… sin medios tracionales… ¿De dónde trillarían las noticias los susodichos weblogs?

8. No leo los comentarios

En mi caso mentira, en el de los demás… no lo sé. Personalmente me parece que los que ponen comentarios en sus weblogs para luego no leerlos son como los que copran libros para que las estanterías queden más bonitas.

9. No miro las estadísticas

Cierto. He estado mucho tiempo sin estadísticas. Ahora tengo instalado el pluggin de wordpress de reinvigorate, pero no sé ni si funciona… Supongo que esta web tendrá media visita al día, aproximadamente.

10. Seguro que tu blog interesa a alguien

Y también habrá alguno que se leerá este post hasta el final. “Hay gente pa tó” dicen… cierto.