Los weblogs son egoísmo, vampirismo y un coñazo

Otro post endogámicoblogocosero (y van…) que puedo prometer y prometo que no leeré, básicamente porque ya lo leí en su día.

En tiempos la interacción en el Internete consistía en las llamadas listas de correo, un recurso mediante el cual comunidades de ideas similares se intercomunicaban y coordinaban sus actividades.

Con el tiempo la cosa fue evolucionando y vinieron los weblogs, webs en las que cualquier hijo de buen vecino podía escribir lo que pensaba libremente. Y es ahí donde la vieja guardia de Internet vieron con malos ojos y celosía lo que acababa de surgir.

Un buen ejemplo de esto es lo que me llegó a través de una lista de correo a la que estaba suscrito y que decía lo siguiente:

>Bueno, lo cortes no quita lo valiente. Digo yo que el hecho de escribir
>en un weblog no quita de que vierta sus opiniones aquí frescas y sobre
>la marcha.

Por desgracia no ocurre así. Todos los blogeros que conozco y que antes participaban más o menos activamente en las listas de correo, en el momento en que empezaron con los blogs, bajaron el ritmo de participación (en el mejor de los casos) o no se les ha vuelto a ver el pelo (en el peor).

Lo que más me jode son algunos casos puntuales de gente que sigue en listas y que, antes del blog, si un tema les hacía pensar, mandaban su mensaje a la lista y lo veía y debatía todo el mundo. Ahora dicen “hostia, que buena idea para una entrada en el blog”, lo desarrollan en privado y se lo leen sólo los visitantes habituales.

Y me jode. Me jode porque es vampirismo (si te dan una idea, te llevas la inspiración para tu uso exclusivo en vez de devolver algo a o a las personas que te dieron la idea). Me jode porque es egoismo (si se te ocurre algo majo por tu cuenta, lo cuelgas en un sitio donde la gente está obligada a ir en principio para leerte _a ti_, no en un foro abierto donde _todos_ pueden empezar temas y ser leidos [ojo al dato sutil: hay blogs donde los lectores pueden opinar… pero siempre es única y exclusivamente sobre lo que dicte una sola persona; cosa que me parece muy bien, cada uno en su casa hace lo que quiere, pero eso es un púlpito privado, no una conversación entre pares]). Me jode porque es un coñazo (te apuntas a una docena de listas, dices una vez “baja el correo” y lees tranquilamente en tu ordenador _las opiniones de todo el mundo_; con el blog tienes que tener una lista de favoritos de un km y a cada conexión ves lo de una sola
persona); coñazo que a veces es caro (baja 12 mensajes y cuelga el teléfono; carga 12 páginas y pasa media hora conectado para leerlas todas; compara la factura si no tienes tarifa plana). Me jode porque sé que me estoy perdiendo cosas interesantes que antes llegaban a mi buzón, pero no puedo pasarme el día navegando por blogs para buscarlas. Me jode porque pierdo el contacto cotidiano. Me jode porque no es lo mismo “nos vemos en el bar con la peña” que “ven a verme a mi casa y solo”. Me jode.

O sea que ni pa dios voy a tragar con lo de “la lesistencia es futil, hazte blog”.

Al final lo del Grupo de Resistencia Anti Blog va a tener que ir en serio,
ya vereis…

El mail es del año 2004 y la autoría y procedencia no la diré porque no se trata de un ataque personal sino de la exposición de un modo de ver las cosas que probablemente haya cambiado.

Aunque disiento en gran parte con el contenido de ese mail (jodó, en el 2004 ya habían lectores de RSS!!) entiendo bastante bien el sentimiento expresando en él.

Otra cosa es que gran parte de la gente que opinaba así acabó poniéndose un weblog, y que muchas de las listas de correo y foros que acabaron muriendo no fue por los weblogs sino por “otras causas internas” que las hicieron morir o convertirse en fósiles… Porque muchas veces se habla de los weblogs como grupúsculos cerrados de cuatro iluminados, pero es que en ocasiones las listas de correo eran más o menos lo mismo si no peor…

Quede aquí el texto blockquoteado para el análisis y/o crítica de cada uno.

5 thoughts on “Los weblogs son egoísmo, vampirismo y un coñazo

  1. anele

    En fin, yo duré poco con los blogs porque prefiero los foros; casi nadie es protagonista en ellos, salvo que se sea un pelma o se tengan buenas ideas ;D

    El egoísmo está en casi todo, qué se le va a hacer. Un saludico.

  2. Mariana

    😛
    😛
    😛
    listas de correos? no porque luego de la nada me llegan unos asi: “enlargis your…..” como si se dieran cuenta quien lo tiene corto
    weblog…ui no…yo solo leo
    😛

  3. LeMaitre

    Te saltaste que los foros fueron los primeros en ir a remplazar a las listas de correo. Y yo creo que es más bien la novedad: un foro se veía más bonito que un e-mail en plain text abierto en PINE o en Eudora, aunque fueran leeentos. Y luego el ser protagonista del weblog (que mas o menos era antes tu “homepage” con tu “guestbook”. Por supuesto, un blog es muy diferente a una mailing list o a un foro. Yo participo en mailing lists (99% técnicas, y por ahí unas de Yahoo! Groups! que no son exactamente mailing lists, pero pasan), en foros web y en blogs, como lector y muy ocasionalmente con alguno que otro comentario.

    EMHO, por practicidad, las mailing lists ganan. Por “bonito”, los foros. Por “mi espacio en web donde me comenten”, los blogs.

  4. Marilín

    Interesante post que tiene su cuota de razón.

    Evidentemente, hay egoísmo en todas partes, como lo hay en la vida misma, pero no podemos ver todo con esos ojos. Las formas de comunicarse en internet van evolucionando muy rápido y quizás el blog te da otras cosas que una lista de correo no.

    Este tema me hace acordar a eso que se oye ahora de que “desde que escribo en twitter no actualizo tanto el blog”.

    Sí, puede ser. Pero también es cierto que hay contenidos y contenidos. Hay contenidos que son más publicables en un blog que en una lista de correo, hay otros que son más propios de un tweet, hay otros que pueden ir perfectamente en todas partes.

    Creo que depende de nosotros ir encontrando el lugar de todo eso. Por supuesto que me parece lamentable que alguien esté suscripto a una lista y no aporte nada y además vaya a postear esas cosas a su blog. Pero de eso la culpa no la tienen los blogs, y el que lo hace ya muestra su perfil, digamos…

Comments are closed.