La penitencia del Viernes Santo

Apenas faltan 3 horas para llegar al fatídico Viernes Santo, día de penitencia en el que la Iglesia Católica, como si del Natur House se tratara nos dicta qué hemos de comer… o mejor dicho… qué no hemos de comer.

Según lo que cuenta esta gente y a modo de penitencia, no se podrá consumir ningún tipo de carne a lo largo de esa jornada. Caso de infringir esa norma se supone que (al igual que sucedía con la Prestación Social Sustitutoria cuando te negabas a hacer la “mili”), se deberá hacer una penitencia compensatoria a elección del pecador.

Pues bien. Este año voy a seguir fielmente los designios de la iglesia, y mi menú consistirá en lo siguiente:

Chuleton de buey

Y la penitencia alternativa consistirá en acabármelo… o por lo menos en intentarlo…

6 thoughts on “La penitencia del Viernes Santo

  1. Tedi

    Pues la verdad, me parece fantástico que hoy en día se siga fomentando esta costumbre de no comer carne el Viernes Santo.

    Para mi es un día especialmente importante; puedo ir a las braserias sin hacer cola 🙂

Comments are closed.