Por qué suenan tan mal los CD actuales?

A veces navegando por entre la increíble cantidad de mierda posts hablando de lo mismo que hay en mi Bloglines me encuentro con cosas realmente interesantes (las cuales son cada vez más escasas… cabe decir…). Se trata de un post que encontré en BBoing! el cual choricearé alegremente (Carlos, sé que me dejarás, verdaaaaad? :)).

La cosa trata sobre la compresión. No, no hablo del “tar.gz” (o del zip/rar si eres Windowsero), hablo de la compresión en el audio.

Últimamente la gente no escucha la música en aparatos de calidad, sino que se contenta con los afamados reproductores de mp3… ya no escuchan la música en casa sentados en un cómodo sillón, sino en la calle, en el metro, etc… La gente exige cada vez más volumen en las grabaciones; Primero por la cantidad de ruido ambiente, segundo por lo flojo que suenan muchos emepetreses y tercero, y más importante, porque cada vez estamos más sordos. Sin embargo la mayoría se contenta con archivos de audio comprimidos a 128K (a la tienda iTunes me remito, mucha gente prefiere comprar eso antes que el CD original).

Las discográficas no hacen oídos sordos (¡¡nunca mejor dicho!! :D) a estas cosas y comprimen la música grabada en el estudio con un resultado lamentable. Precisamente en el post de BBoing postean un video bastante revelador que trata sobre ese tema (Video Youtube):

Una vez visto el video te preguntarás si esa barrabasada se la hacen a muchos discos actuales, verdad…? Pues eso se lo hacen a prácticamente cualquier disco editado a día de hoy y desde más o menos mediados de los años 90. No te pienses que el CD de tu grupo “indie” favorito está exento, no, ya que no se salva ni Dios de la quema…. y parece ser que sólo unas pocas discográficas independientes y de música clásica siguen masterizando la música como es debido.

No sólo se vende muy poca música últimamente… es que encima está fatalmente grabada.

Propongo sustituir el término “remastered” de las portadas de algunos discos por “Loudnessed” 😉

Buen Miércoles.

7 thoughts on “Por qué suenan tan mal los CD actuales?

  1. ese

    Sí, ése el el procedimiento habitual que se realiza antes de la fabricación del CD.

    No tiene nada que ver ni con la grabación, ni con la mezcla. Es la masterización.

    Se realiza desde que existe el formato CD.

    Antes, a este proceso, que no era exactamente el mismo, se le denominaba “cortar el vinilo” y se hacía para conseguir igualar el volumen entre las canciones y homogeneizar un poco las frecuencias. Era muy delicado y lo hacían expertos que mediante presión de una aguja de diamante fabricaban los surcos en una placa metálica que era el “molde negativo” que se utilizaba para fabricar el vinilo. Este, por sus propias características, dependiendo de la profundidad del surco sonaba más o menos fuerte. De ahí que se inventaran los “maxis” para las discos. En un mismo espacio, metías menos minutos, por lo tanto, te permitías dar más profundidad y grosor a los surcos. Resultado: sonaba más fuerte y con un estéreo más acusado.

    En los CDs no hacía falta este procedimiento, pero por medio de procesos digitales, se consiguió dotarlo de un volumen mucho mayor que el conseguido en la mezcla por medio de procesos de compresiones exageradas.

    Cuando en una compañía se presentaba el producto acabado, se ponía para su escucha el CD a todo volumen y así se comprobaba su “calidad”. Mayor volumen = mejores resultados.

    Claro que eso es un error ya que has quitado toda la dinámica de la mísica, la has comprimido tanto que incluso hay discos que llegan a saturar digitalmente. Y hablo de discos de gente que ha vendido millones de ellos y que si prestas atención, compruebas que tienen “clicks” de distorsión digital.

    Es muy difícil convencer incluso a los propios grupos de la moderación en el uso de la masterización (que sí es necesaria) y muchos prefieren que suene así de mal.

    El oído tiene una característica psicoacústica. Tiende a interpretar mejor lo que oye dependiendo del volumen empleado.

    Si pones un fragmento de algo y luego ese mismo fragmento lo subes 3 db. (decibelios) prefieres la segunda escucha y si vuelves a bajar esos 3 db. y lo escuchas a continuación, te da la sensación de que el sonido ha perdido brillo y suena más pobre.

  2. jors

    Muy interesante, tanto el video como el post.

    O sea, que la calidad de la música que escucha el usuario medio con un reproductor de música en un formato ‘lossy’ (o con pérdida, como son el mp3 y el ogg, por citar algunos) sufre 2 procesos de degradación:

    – por un lado, en la masterización del CD.
    – por otro, en la conversión a un formato con pérdida.

    Estamos listos x’D

  3. Rodolfo

    Hola Marianitu, muy interesante el post, me parece que tienes razón en todo lo que comentas, muchos discos de los de ahora se sienten vacíos, es una sensasión rara de falta de profundidad sonora (hmm, no se me ocurre otra forma de decirlo 🙂 ). Ni hablar de los mp3.

  4. albert

    lo comprobe con el ultimo disco de estudio de depeche mode “playing the angel” al poco de comprarme la cd me compre la edición vinilo que suena cien veces mejor y ya que el vinilo se esta recuperando eso es lo que hare en adelante comprar vinilo
    es lamentable como se esta perdiendo la calidad de audio

  5. best_diego

    todo esto pasa xq la gente comun lamentablemente tiene el gusto por suelo o conecctado directamente con el poto, incluso algunos piensan k fomatos tan porbes como el mp3, suenan mejor, todo por tener la vangudia d los reproductores, que no piensan nada, la mejor calidad de udio que he podido disfrutar son algunos cd audio grabados en 90 y 95 donde si se utilizaba la remasterizcion como debe ser. tb falto acotar q esta se produce por la facilidad que los cd tienen de finalmente terminar convertido en un ardinario mp3, ciculando por algun programa p2p, es por ello q algunos productores e ingenrios en sonido, para q nos gastamos remasterizando, si al fin nuestra musica finalmente terminara coevertida a un ordinario mp3 d 128 kilobytes de reproduccion, q triste q esto ocurra xq uno cunado compra el disco original paga, y pga caro, por respeto a quien compra el legitimo con derechos ce copyright todo.
    los vinilos si bien mantenian ciertas sonidos inperceptibles para el odio humana, PERO PERCEPTIBLES atraves de pequeñas vibraciones, que finalmente tb son parte del placer de escuchar buena musica, la auja q sostiene el vienilo emite un ruido pequeño k NO ES PARTE DE LA MUSICA propiamente.

  6. jcp

    Otra “teoría de conspiración”. Precisamente estoy investigando en internet cual sería el mejor programa para quemar discos sin pérdida de calidad para mi estudio. Como músico y productor de jingles, incidentales, teatro, dvds, radio, tv y grabaciones en general, he tenido que trabajar en distintos estudios los últimos 20 años, y lo que siempre estamos buscando es el mejor sonido tras la mezcla y la masterización. Con lo que me he topado es que si tu programa es malo, tu gran mezcla será una gran pérdida de tiempo. No se puede negar que tras la digitalización y masterización del “Dark side of the moon” -además de oirse mucho mejor- se escuchan sonidos que antes nos perdíamos, creo que antes sí perdían el tiempo mezclando.
    Saludos

  7. carlets

    Hola, vengo siguiendote desde auriculares.org hara unos 2 años, siempre se aprende algo y la experiencia tambien aporta lo suyo. Tengo 40 años y desde los 15 que experiemente con mi primer pushpull de EL34 a valvulas ha llovido mucho. Me he dedicado durante años a la reparacion, pero tambien a la instalacion de equipos de audio para coche (inclusive participando como concursante y como juez años posteriores) Estoy totalmente de acuerdo con tu post. Es mas, hoy en dia solo a nivel particular sigo siendo muy exigente en el audio en mi coche y ni utilizando un DAC+Ipad+ flac convertidos con XLD consigo unos resultados a los que obtenia con mi viejo Philips DCC y cintas Analogicas con Dolby C, dejando al margen el posible ruido de fondo, no consigo estar satisfecho con los resultados digitales, y no, no soy un fan de la musica clasica, como tampoco de los vinilos, pero reconozco que hay algo en ellos que me apasionan, incluyendo un viejo reproductor de 4 canales Teac en bobina. El volumen es importante en una escucha, la relacion nivel/ruido de fondo tambien, pero el bitrate….por mas que lo eleves no hay manera sigo distinguiendo con total soltura los master digitales. Que asco.

Comments are closed.